Traducción jurada electrónica, ¿para cuándo?

En la actualidad, la normativa sobre traducción jurada de la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores establece que las traducciones juradas deberán presentarse siempre en un formato físico, y no digital, ya que considera condición sine qua non la firma y el sello estampado del traductor jurado en la misma. Si bien la Administración Pública no se caracteriza por su velocidad a la hora de ponerse al día con estos cambios, es muy factible esperar que, en un futuro no muy lejano, el traductor jurado se pueda subir al tren digital al igual que el notario.

Durante los últimos, años hemos sido testigos de cómo se incorporaban las tecnologías digitales en muchos ámbitos: desde pagar los impuestos o acceder a las cuentas bancarias, hasta validar peticiones para ayuntamientos o pedir citas en los hospitales. Los notarios también fomentan la implantación de la administración electrónica y el uso de la firma digital. De hecho, la copia autorizada electrónica notarial tiene el mismo valor que en papel y es el único documento que circula en línea de forma legítima y con valor de documento público. Para evitar cualquier fraude, el notario envía directamente dicho documento a funcionarios públicos o a órganos jurisdiccionales.

Si los traductores jurados pudiésemos también realizar traducciones juradas electrónicas se eliminarían sobrecostes por envíos por correo, desplazamientos innecesarios de clientes y esperas inútiles. Por ejemplo, un cliente que necesita traducir su expediente académico o su certificado de nacimiento podría, desde Inglaterra o Estados Unidos, recibir su traducción jurada sin moverse de su casa ni tener que esperar un envío que muchas veces puede superar el tiempo previsto (por ejemplo, en estos últimos meses y debido a la amenaza terrorista se ha producido un enorme retraso en el correo enviado a Estados Unidos, ya que se retiene en la Aduana y se abre para comprobar su seguridad).

Si bien todavía es imposible predecir cómo será la integración digital de la traducción jurada, queda claro que es un paso que deberemos dar alguna vez. La cuestión es asegurar que los traductores jurados estamos protegidos, de modo que podamos ofrecer garantías adicionales a nuestros clientes.

2 Comentarios

  1. Pilar Guzmán

    01/09/2011 at 20:54

    Gracias por el articulo tan interesante.
    Muchas veces he pensado en este tema y lo útil que nos sería, como comentas, ahorraríamos mucho en gastos de envío y en desplazamientos, lo que se traduciría en un ahorro para el cliente. Espero que muy pronto la traducción jurada electrónica sea un hecho. ¡Yo la espero impaciente!

    Saludos

  2. Rodrigo Mencía

    20/03/2014 at 06:48

    Hola Pilar y Cristina. Yo también espero que sea pronto un hecho y no un mero sueño. Como traductor jurado hago diariamente muchos envíos y pierdo mucho tiempo imprimiendo, sellando y con el servicio de envíos. Ahora la administración está trabajando en un reglamento que mandó Europa por el cual podrían afectar nuestra labor sobremanera. En lugar de ello, deberían trabajar en algo tan útil como la traducción jurada electrónica.
    Te pongo información al respecto:
    http://traduccion-jurada-oficial.blogspot.com.es/2014/03/por-que-no-sacan-nuevas-plazas-ni-se.html

1 Pingback

  1. Tweets that mention Traducción jurada electrónica, ¿para cuándo? | El blog del traductor jurado -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

© 2018 El Blog del Traductor Jurado

Tema por Anders NorenArriba ↑